domingo, 6 de febrero de 2011

Mirando al sol, me preguntaba... ¿cuánto gritarías si te arrancase las costillas para hacerme un xilofón ? Y me reí, me reí hasta llorar.. de imaginarte.
También pensé que con tus gritos haría una canción, y repetiría el estribillo hasta detestarla por rutina.. Y volví a reír...

No hay comentarios:

Publicar un comentario