martes, 1 de marzo de 2011

Me visto de seda, me perfumo de lirios y salgo a la calle a rodearme de estos sinsentidos que me cubren, y con sus manos de plomo me desvisten.
Mi rostro aterciopelado se amolda, se adapta a las caretas blancas de teatro... y poco a poco se amueca, se pasma de vida y de muerte, y reímos...

Escrito el 23/02/11 - Las Cañas, Uruguay -

No hay comentarios:

Publicar un comentario