martes, 4 de septiembre de 2012

Siempre tuvo un rostro duro, y ese NOSeQuÉ en la mirada que doblaba mi orgullo en ínfimos pedazos hasta hacerlo casi imperceptible. Siempre tuvo enojos más enojados que los míos, siempre tuvo amores mas amados que los míos, y sin embargo, dormir abrazados era el estado de extasis cúlmine que podía alcanzar mi alma. Su cara de culo siempre fue más culo que la mía, y su sonrisa, siempre fue sonriente a más no poder, tanto que la mía era una simple rajadura de piel. Siempre tuvo, lo que nadie tuvo.. siempre fui, como nunca quiso.. y de amores, siempre amamos... pero nunca dijimos, nunca dije, porque él siempre, siempre lo quiso. Siempre me dijo que no, para en el fondo decirme que sí, y aunque eso ya no quiero, siempre quise encontrarlo para quererlo y decirle, que siempre quise, lo quise... pero siempre tuvo ese olfato para escabullirse de las causalidades y mi burberry, que nunca pude, siquiera.. siquiera buscarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario