miércoles, 26 de septiembre de 2012

Veamos el sol

Al despertar, supe que había soñado con él.
Que mis palabras atraviesen el océano
y veamos juntos (pero separados) el sol.


El ir, el venir, el estar partiendo todo el tiempo, todos los tiempos, estar allá, aunque mi cuerpo nunca haya salido de estos eneros, porque alguien me piensa.
Soy yo con restos de mis otras, con miguitas de otros que dejaron en mis espacios, antes de la despedida.
Sonrisas nuevas, flores de un campo amarillo que tiñen con su hermosura al sol. Aquí y allá, nos une el sol. Veamos el sol.


B.

No hay comentarios:

Publicar un comentario