sábado, 20 de octubre de 2012

¡Tus plumas! ¡Tus plumas!
Quién ha visto de cerca tus plumas
no me dejará mentir,
podrá jurar
sobre las biblias de los peces
y bajo los ojos
verdeazulados
de los que miran (viendo)

que no hay nada más hermoso
que tus plumas
de infinito cielo.

Tus plumas,
tus pieles
tus párpados.
Tu todo  ...
Y yo que las contemplo,
encandilada
en las trémulas imágenes
de mi mente,
pienso en la dicha,
de quien las abraza
en cada noche
sin luna.

Brotan sensaciones
que uso de crayón,
para dibujar
una sonrisa
en tu rostro,
armado como rompecabeza
de tus palabras
(que aunque acuses de ausentes,
sé que guardás las más hermosas)
yo le escribo,
a tus plumas de cielo
claro
para que brillen,
nacientes de ríos vivos
bajo los pasos de
muertas raíces
de hierbas y enojos.

B.



No hay comentarios:

Publicar un comentario