viernes, 5 de junio de 2015

¿Cuándo fue que nos acostumbramos a tener en nuestro billete de mayor numeración a un genocida?
¿y a dejar de creer en el amor? ¿cuándo hicimos de una historia una partida de ajedrez? midiendo cada paso, prácticando psicología inversa, mintiéndonos a nosotros mismos, fingiendo no sentir. ¿Cuándo fue que nos creímos esa historia de correr atrás de un título? Primero estudiá para ser, después viví. ¿Cuándo fue que dejamos de buscarnos en la música, en la luna.... ? ¿Cuándo nos dimos por sentado, perdiendo la precisión del detalle, la magia de la particularidad? ¿Cuándo fue que nos resignamos a vivir, el resto de las horas que no dedicamos a las imposiciones? ¿Cuándo nos vendieron la manzana podrida de que por el mundo vas a encontrar esa mitad que te hace falta para ser feliz y así  convencerte de tu incompleta capacidad para ser sin un otro? ¿Cuando fue que naturalizamos ese piropo por la calle que nos insulta y nos reduce a un simple objeto? a un perro que escapó a su dueño, a una nada. ¿Cuán.....


No hay comentarios:

Publicar un comentario